¿Que es el pasivo no corriente?

Defincicion del Plan General Contable Español

El plan general contable va sumando diversos conceptos a lo que se debe incluir dentro del pasivo no corriente. Básicamente recoge todos los epígrafes de la siguiente tabla, como obligaciones de pago de la empresa más de un año o provisiones y deudas que esta valora pagar a más un año.

I. Provisiones a largo plazo.
II. Deudas a largo plazo.
1. Deudas con entidades de crédito.
2. Acreedores por arrendamiento financiero
3. Otras deudas a largo plazo.
III. Deudas con empresas del grupo y asociadas a largo plazo.
IV. Pasivos por impuesto diferido.
V. Periodificaciones a largo plazo

Definición para humanos

El pasivo no corriente es simplemente, y de manera llana, todo el dinero que de cualquier forma debemos a otros en una empresa en un periodo superior a un año.

Ejemplos

En otra entrada indicábamos que el activo no corriente es todo aquello que tiene un valor e la empresa, que no se ha depreciado y que se puede vender o también los derechos de cobro y devolución de dinero, pero que no esperamos ni vender ni cobrar al menos más allá de un año.

El gemelo malvado del activo no corriente es el pasivo corriente. ¿un ejemplo? pues sencillamente un préstamo a largo plazo y en el caso de cualquier persona su hipoteca. Los pasivos no corrientes son una de las primeras cosas que hemos de mirar a la hora de avaluar y analizar una empresa.

En la tabla de arriba vimos como además de lo que se le debe al banco se incluye un porrón de conceptos que a fin de cuenta se trata de dinero que la empresa tiene o piensa que ha de devolver a largo plazo (a más de un año vista). Normalmente hay que centrarse en la parte de los prestamos bancarios (denominada muchas veces como deuda con entidades de crédito, deuda comercial, deuda bancaria etc.) que suele ser la partida más importante a analizar.

¿Por que tan importante analizar el pasivo no corriente?

Las empresas tienen que hacer muchas cosas para crecer y eso normalmente requiere invertir. Es muy usual que la empresa no tenga capital (dinero) propio para invertir y recurra a pedir dinero a una entidad bancaria, prestamista o cualquier figura que le preste dinero. Ese dinero acaba reflejado en el pasivo no corriente del balance. y se comprometerá a pagarlo pasados unos años (es lo que se denomina apalancarse). Un año antes de devolver ese dinero, el pasivo no corriente se convierte en corriente y apremia la devolución.

Una vez la empresa recibió el dinero y lo registro como pasivo no corriente realizará actividades y estas le tienen que hacer conseguir una gran cantidad de activos e ingresos para aumentar sus activos y su patrimonio. Con ello cuando se requiera la devolución se procederá al pago. Y es muy importante que el cuento de la lechera no acabe mal, porque en cierto momento debemos de poder devolver el dinero que hayamos solicitado. Cualquier inversión en una empresa debe de buscar un incremento de los activos o la rentabilidad. Si el pasivo adquirido es pequeño igual estamos cubiertos con lo que teníamos, pero si es una cantidad muy alta y no hemos generado ni activos para poder convertirlos en dinero y devolver tenemos un serio problema.

¿Como sabemos si un pasivo no corriente es bueno o malo?

La siguiente figura muestra lo descrito arriba de forma esquemática. Hay dos etapas, una en que se adquiere el pasivo no corriente y otra en la que transforma en pasivo corriente. Aunque la segunda puede acabar de distintas maneras.

pasivo y apalancamiento explicado de forma sencilla

Que una empresa tenga un pasivo no corriente. Depende de la etapa en la que nos encontramos. Si es al inicio de la solicitud de esos pasivos y se están iniciando o llevando a cabo las actividades de inversión. No hay problema. La vida es riesgo y hemos de esperar a van como van las cosas. Pero cuando los prestamos de cualquier tipo comienzan a vencer la empresa debe de mostrar resultados alentadores y haber generado activos de calidad poder afrontarlo. En caso contrario no tendrá liquidez e irá a la quiebra.

Qué vemos en los informes de la CNMV.

Algunos de los conceptos que veremos en el informe de una empresa cotizada dentro de su pasivo no corriente son:

I. Provisiones a largo plazo.
II. Deudas a largo plazo.
1. Deudas con entidades de crédito.
2. Acreedores por arrendamiento financiero
3. Otras deudas a largo plazo.
III. Deudas con empresas del grupo y asociadas a largo plazo.
IV. Pasivos por impuesto diferido.
V. Periodificaciones a largo plazo

Se puede ver como además de las deudas con entidades bancarias o de otro tipo existen en el pasivo conceptos como las provisiones, o por impuestos que se pagarán a más de un año. Pero en principio centrémonos en las primeras. que suelen ser por norma general las más importantes.

El pasivo en empresas cotizadas

Vamos a nuestros gráficos interactivos gratuitos. En primer lugar una empresa que no precisa de recurrir a deuda externa para financiar su operaciones: Inditex. Se aprecia que su activo corriente es muy pequeño. La empresa genera grandes beneficios que puede reinvertir sin necesidad de pedir dinero prestado (no precisa)apalancarse.

Activo y pasivos de Inditex

Busquemos otro ejemplo de empresa cotizada donde su pasivo nos diga mucho. Un clásico de la bolsa en problemas: Deoleo.

La línea naranja en nuestro aplicativo gratuito de evolución de estados financieros nos muestra como su pasivo no corriente. Hemos elegido la visión que nos permite saber su peso en procentaje sobre el total de sus activos. Deoleo ha tenido todo tipo de problemas en la última década y con el paso del tiempo no solo se ha ido endeudando para intentar enmendar todo los desajustes que ha tenido. Se entiende que con ese endeudamiento debería haber invertido en planes que le hubiesen permitido salir de una situación muy mala incrementando sus activos y liquidez. Sin embargo, en Deoleo todo lo que puede salir mal ha venido saliendo mal. Actualmente su pasivo no corriente es un 90% del total de sus activos. Si viéramos la gráfica de datos totales veríamos como su activo ha sido además mermado. Por el momento su activo corriente sigue mantenido a raya. Pero cuando ese activo no corriente se convierta e corriente la situación será más problemática o salvo una genialidad en la gestión, vivirá con respiración asistida (si no lo está ya) en una compleja ingeniería financiera. Porque lo que debes a largo plazo antes o después se debe a corto plazo y tienes que estar preparado. ¿Quién no ha visto una película de gansters donde alguien debe dinero y se lo gastó en sustancias estupefacientes y fiestas?

Vemos en ese ejemplo como un simple vistazo al pasivo no corriente nos puede proporcionar mucha información. Por supuesto no siempre es tan sencillo y hay que ver como en los ejemplos expuestos y hemos de valorar todo en función del resto de conceptos del balance de situación.

Bolsa y Acción
Datos empresas cotizadas CNMV